HOME Aprende    

CBD

CBD: El cannabinoide más terapéutico

 

Todos sabemos que la marihuana contiene el cannabinoides THC o delta 9-tetrahidrocannabinol que es el responsable de que coloque y de sus fantásticos efectos.Gracias a los conocimientos obtenidos por los científicos que se dedican a analizar la planta de marihuana también sabemos que el cannabis posee unos 85 cannabinoides, por lo que aún resulta más increíble que el público general sólo esté familiarizado con uno.

En el mundo de hoy la cultura cannábica crece con rapidez, se están realizando trabajos científicos rompedores por todo el mundo. Estamos aprendiendo que aún hay mucho más que descubrir sobre el contenido de esta mágica planta. Uno de los mayores descubrimientos realizados por la investigación moderna tiene que ver con el segundo cannabinoide más concentrado –cannabidiol, abreviado CBD. THC y CBD son los dos cannabinoides más abundantes naturalmente, el THC supone alrededor del 12-25% y el CBD >1-4% de promedio. Si sólo la cuarta parte de lo que los investigadores están diciendo sobre el CBD es cierto, este descubrimiento puede tener un impacto tan grande en la medicina natural moderna como el descubrimiento de los antibióticos.

CBD es como un hermano o una hermana del THC, como todos los hermanos a veces trabajan simbióticamente juntos, otras se pelean o se desactivan unos a otros. El CBD se considera un cannabinoide no psicoactivo, aunque podría parecer que tiene efectos psicoactivos, ya que ocasiona un colocón sedante que es el responsable del alivio que muchas personas buscan en el uso medicinal. Sus aplicaciones medicinales superan las de cualquier otro cannabinoide conocido, e incluyen: reduce y previene la inflamación y la nausea, diabetes, alcoholismo, trastorno de estrés postraumático, esquizofrenia, artritis reumatoide, epilepsia, enfermedades cardiovasculares, antipsicótico, ansiolítico e incluso analgésico contra los dolores neuropáticos y por espasmos musculares, que tradicionalmente resultan más difíciles de tratar con otras medicinas, incluso farmacéuticamente.

El CBD produce algunos de sus efectos ansiolíticos activando los llamados receptores de adenosina. Estos regulan las funciones cardiovasculares, el consumo de oxigeno por el miocardio y el flujo de sangre coronaria, activando muchos de los síntomas de la ansiedad; tensión, opresión en el pecho, falta de aliento, etc.

En muchos países el CBD de por sí es completamente legal y se puede comprar en diferentes formas. Por desgracia, no tiene los mismos efectos que tendría si se emplease en las combinaciones que se encuentran en el cannabis, pero aún así puede hacer maravillas medicinalmente. Estudios universitarios han probado sus enormes efectos sobre ratones en la reducción de hasta un 50% de la inflamación por artritis e incluso reduce el tamaño de la necrosis en un 65% cuando se toma justo después de un ataque al corazón.

No es posible convertir una planta rica en CBD, salvo que tenga la genética necesaria para hacerlo. Los niveles de THC, CBD y todo el resto de cannabinoides están genéticamente predeterminados. El hecho de que haya muy pocas plantas altas en CBD es un fastidio (un porcentaje alto es cualquiera por encima del 4%) y una consecuencia directa de tantos años cruzando plantas en busca de un alto contenido en THC. Sólo entre el 25 y el 30% de la semillas disponibles hoy en día tienen el potencial de ser variedades ricas en CBD (>4%). Cuando se usan estas variedades para producir tandas de semillas, cada tanda produce diferentes fenotipos de plántulas, dando lugar a plantas ricas en CBD.

Como promedio, una de cada cuatro semillas producidas por una planta de cannabis rica en CBD, se convertirá en un plántula con fenotipo alto en CBD. Incluso en las más raras ocasiones en que consigas dos de cada cuatro, sólo entre el 24 y el 50% de las plantas serán altas en CBD. El único sistema fácil para conseguir una variedad rica en CBD consiste en encontrar uno de estos fenotipos dominantes y conservarlo como planta madre de la que ir obteniendo esquejes, ya que todos los esquejes contienen exactamente la misma proporción CBD:THC que la planta madre. Unas pocas y bien conocidas variedades ricas en CBD, son raras y tiene entre >4-15% cannabidiol: Royal Highness, Euphoria, Painkiller XL & Medical Mass. Sin embargo, conforme vaya creciendo el conocimiento sobre los efectos del cannabidiol, la necesidad y la demanda de cannabis medicinal crecerá inmensamente y entonces los criadores se pondrán seriamente a producir más variedades. Si eres un cultivador y aplicas lo que hemos aprendido, seleccionando las variedades parentales correctas, cruzándolas para seleccionar el fenotipo correcto y manteniendo una planta madre que se convierta en una nueva variedad con el contenido más alto en CBD hasta el momento, podrías convertirte en el auténtico Doctor cultivador de nuestra cultura cannábica.

 

 

Source Royalqueenseeds

ESTA PÁGINA UTILIZA COOKIES PROPIAS Y DE TERCEROS PARA MEJORAR NUESTROS SERVICIOS. NAVEGANDO POR ESTA WEB ESTÁS ACEPTANDO LAS CONDICIONES DE USO. PUEDE CAMBIAR LA CONFIGURACIÓN EN SU NAVEGADOR.

PUEDES OBTENER MÁS INFORMACIÓN AQUÍ.